Los murales infantiles para paredes son una opción perfecta para decorar la habitación de tus hijos. Ya que, además de animar la propia estancia, te sirven para complementar la decoración general de la misma. A continuación, te mostramos algunos modelos de mural que pueden ser de tu interés:

Características de los murales infantiles

Este tipo de revestimientos son muy resistentes a la luz y los colores de los mismos se mantienen en su estado original durante mucho tiempo. Y por tanto, no te tienes que preocupar de que el sol desgaste el color del modelo.

Hay fotomurales infantiles de prácticamente cualquier motivo que te puedas imaginar. Desde peces y barquitos, hasta superhéroes o florecillas del bosque animadas. Toda una explosión de color y alegría para los más peques de la casa.

Las dimensiones de los murales infantiles más habituales suelen ser de 3x2m o 2x2m. No obstante, también se pueden colocar en armarios, o incluso, puertas. Y para estas superficies, con uno o dos modelos de 1x2m tendrías más que suficiente.

En cuanto a características, los materiales destinados a la decoración infantil tiene que tener una alta resistencia al frote y tienen que ser muy lavables. Ya que, son decorados que los niños van a querer tocar y acariciar, y los materiales que lo componen tienen que resistir a las exigencias de los niños.

Si quieres comprar un fotomural o un mural infantil práctico, económico y divertido, en ydecoracion.com encontrarás el modelo justo que necesitas. En nuestro catálogo, tenemos más de 20 modelos distintos para elegir. Así que, ¡Echa un vistazo a los modelos de la lista anterior!